Loading...

domingo, 3 de julio de 2011

Cremas caseras post-depilación

cremas caseras

Frescura y suavidad en la piel

La depilación es uno de los procedimientos más molestos y dolorosos por los que debe atravesar toda mujer que busque un aspecto prolijo y sin pilosidades a la vista. Si bien existen métodos para preservar la suavidad y la lozanía de la piel, las opciones más populares son las tradicionales cremas y ceras depilatorias, que ocasionan sarpullidos, dolores e irritaciones varias. He aquí varios consejos y recetas naturales para paliar estos efectos poco deseados.
La depilación femenina es uno de los mayores enigmas para la mente masculina: quienes nos sometemos a ella, nos aplicamos cera caliente sobre la piel, jalamos sin dudarlo y nos aguantamos el agudo dolor posterior, o sino nos atacamos las cejas con pinzas y arrancamos uno a uno los cabellos no deseados, aguantando las lágrimas. Y a pesar de semejantes pruebas, ¡gritamos de asco al ver un ratón o una cucaracha! Bromas aparte, depilarse es parte del paquete de la estética femenina contemporánea al menos por estas latitudes, y sobre los hechos consumados, nos queda avenirnos a ellos o declararnos en rebeldía. Suponiendo que nuestra elección sea la primera, lo más lógico para quienes queremos estar bellas sin dañar la naturaleza de nuestro cuerpo, sería la elección del método menos agresivo posible, y de no ser así, tratar de calmar la zona tratada lo mejor que podamos.

Métodos convencionales

Existen numerosos productos o tratamientos depilatorios que se nos ofrecen en el mercado. Las cremas o geles proponen depilaciones químicas, que son abrasivas para la piel; la tradicional cera que puede quemarnos si es mal aplicada; o el láser, que se propone como indoloro y de largo alcance en lo temporal, pero que pocas mujeres pueden acceder a él por su elevado costo. Después están las máquinas eléctricas o las rasuradoras comunes, que suelen dejar vellitos cortos y esa piel de pollo que tan poco suave resulta al tacto. Una vez elegido el método, lo mejor es hacer un preparado que resulte analgésico y refrescante para la piel. Allí entrarán en juego nuestras necesidades personales, los elementos disponibles y la creatividad:
  • Las pieles más sensibles preferirán las hierbas más calmantes como la manzanilla, la caléndula, el árnica.
  • Las pieles más curtidas, pero necesitadas de suavidad, necesitarán un preparado untuoso y nutritivo.

Secretos naturales para una depilación perfecta

Aquí varias propuestas para elegir, alternar o combinar, más algunos consejos para pasar este momento. Para tener en cuenta…
√ Antes de depilarse:
1- El mejor momento para hacerlo es a la mañana ya que la piel está más flexible y elástica.
2- Si es posible, darse una ducha con agua caliente. En ese momento, los poros de la piel están más abiertos y el vello saldrá con mayor facilidad.
3- No elegir los períodos menstruales para hacerlo, dado que la hipersensibilidad que tenemos durante esos días incluye a la piel, por lo tanto, la depilación será dolorosa.
4- Si va a rasurarse, elegir una máquina nueva o esterilizarla con alcohol.
5- Si va a depilarse con cera caliente, lo mejor es exfoliar antes la piel, preferentemente con luffa o esponja vegetal. Eso permite que los vellos encarnados queden al descubierto y listos para salir.
6- No usar cremas hidratantes ni aceites corporales antes de depilarse a la cera, ya que obstruyen el proceso de adherencia de la cera a la piel.
√ Después de depilarse:
I- Para la depilación facial, lo mejor es terminarla con una aplicación de hielo sobre la zona depilada, y así se evitarán la aparición de granitos en la zona.
Cómo se hace: aplicar unas gotitas de aceite esencial de tea tree diluidas en aceite de caléndula sobre el área depilada. Esto resultará calmante y además antiséptico.
II- Elegir el método de depilación más adecuado para usted. Una forma de percibir que el utilizado no lo es, es la aparición de vellos encarnados o incrustados.
III-No exponerse al sol recién depilada. Lo mejor es esperar al menos un día, para evitar la aparición de manchas en la piel.
Recetas caseras para desinflamar y suavizar la piel
a) Para desinflamar la piel…
- Infusión de romero fría.
- Infusión de manzanilla fría.
Necesitará:
- Medio litro de agua.
- Un puñado de hojas de romero secas o dos puñados de hojas frescas.
Preparación:
- Mezclar todos los ingredientes, llevar a ebullición diez minutos, dejar reposar y colar. Aplicar después de la depilación, entre masajes. Dejar secar.
b) Para refrescar la piel…
-Tónico de árnica y limón
Necesitará:
- 15 gotas de tintura de árnica.
- Jugo de un limón.
- Medio litro de agua.
Preparación:
- Mezclar bien todos los ingredientes. Aplicar después de la depilación. Si presenta sensibilidad al jugo de limón, poner menos cantidad o diluirlo en mayor cantidad de agua.
c) Para suavizar la piel…
-Exfoliante de miel y oliva (previo a la depilación)
Necesitará:
- Una cucharada de miel.
- Dos cucharadas de aceite de oliva.
- Jugo de medio limón.
Preparación:
- Mezclar todos los ingredientes. Aplicar con movimientos circulares. Preparar la cantidad justa y aplicar en el momento, sin guardar sobrantes.
d) Para una piel antiséptica
-Loción con romero y tomillo
Necesitará:
- Un puñado de hojas de romero.
- Una cucharada de hojas de tomillo o aceite esencial (5 gotas).
- Un cuarto litro de agua.
Preparación:
-         Hacer una infusión con las hierbas. Si se utiliza aceite esencial de tomillo, dejarla reposar y enfriar; colarla y recién allí incorporar el aceite esencial.
-         A esta preparación se le puede agregar 1/8 de litro de alcohol etílico para preservarla y si se la embotella bien cerrada, poder conservarla bien por varias semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada